Taller mecanico Puerta del Angel

¿Qué es la caja de cambios del coche?

Seguro que has oído hablar de ella, aunque puede que no tengas muy claro qué es y cómo funciona exactamente. Como es una de las averías más comunes que vemos en los talleres a diario, hemos escrito este post para contarte un poco más sobre este componente para que puedas conocer la grandísima importancia que tiene en el funcionamiento del vehículo. 

¿Qué es?

Es un componente imprescindible del sistema de transmisión del coche. Es el componente encargado de obtener en las ruedas el par motor que se necesita para comenzar a mover un vehículo parado o para desplazarlo aumentando o disminuyendo la cantidad de revoluciones. 

¿Por qué es necesario?

Porque si no existiese, el motor transmitiría directamente el giro a las  ruedas y solo podríamos desplazarnos en terrenos llanos, ya que al subir un terreno inclinado, como una cuesta, aumenta la resistencia sobre el coche y el motor no tendría fuerza suficiente como para poder mantener la misma velocidad, por lo que lo acabaría parándose o incluso yéndose hacia atrás. 

Gracias al sistema de transmisión, una misma velocidad de giro de cigüeñal, puede traducirse en distintas velocidades de giro en las ruedas de tracción. Cuando en estas se reduce la velocidad de giro, aumenta el par motor. La caja de cambios hace que las ruedas tengan siempre el par motor que necesitan para mover el coche como desea el conductor. 

¿Qué pasa si se estropea?

Ahora vamos a enumerar los posibles síntomas que pueden presentar y a qué pueden deberse. 

  1. Al meter una marcha se oye un ruido: lo más posible es que sea un desajuste del embrague por lo que habrá que volver a tensar el cable del embrague y ajustar de nuevo el tope para que el desembrague sea completo. También habrá que asegurarse de que el conjunto de sincronizadores no esté desgastado y sustituir los anillos que sean necesarios.
  2. Las marchas entran con dificultad: de nuevo es posible que el mando del embrague se haya desajustado y sea necesario repensar el cable. Si la situación no revierte, es posible que haya que lubricar el varillaje de accionamiento del cambio. 
  3. Se bloquea al cambiar de marchas: para que no entren dos marchas a la vez, los bolillos se seguridad bloquean el acceso. Cuando se desgastan, el eje no funciona correctamente ya que habrá dos marchas activas y lo harán girar en distintas velocidades. 

Si crees que tu caja de cambios necesita un vistazo, no dudes en acudir a un taller mecánico de confianza donde puedan revisarla. Recuerda que las averías no se arreglan solas y que siempre es mejor dejar tu coche en manos de expertos.